El profesional de la información


Abril 1993

El copyright electrónico

De nuevo viene a nuestras páginas el tema de la protección legal de las bases de datos. El fuerte desarrollo de la industria de la información electrónica hace que continúe en boca de muchos el debate sobre los derechos de autor de la información que se encuentra en soporte legible por máquina. Incluimos aquí algunas de las ideas vertidas por Charles Oppenheim durante un workshop de Ebic'93, conferencia de la que hablamos más extensamente en la sección "Reseña".

Charles Oppenheim, director del Dept. of Information Science de la Univ. de StrathclydeEn anteriores números de nuestra revista hemos hecho referencia al problema de la protección legal de las bases de datos dentro de la CE. Así en IWE-1, p. 5, aludimos al proyecto de la CE conocido con el nombre de Cited (Copyright in Transmitted Electronic Documents) , cuyo objeto es estudiar cómo los datos transmitidos por satélite, fax y redes de comunicaciones pueden ser protegidos por copyright sin interferir el rápido acceso a los mismos.

En IWE-2, p. 2, nos referimos al borrador de directiva sobre protección legal de bases de datos que la Comisión de las Comunidades Europeas aprobó el 29 de enero de 1992 y que fue publicado el 13 de mayo como documento SYN 393 . Ante ese proyecto hubo una reacción crítica por parte de Eiia (European Information Industry Association) y de Eusidic (European Association of Information Centres) (v. IWE-1, p. 4-5; IWE-5, p. 3; IWE-8, p. 4). En IWE-12, p. 3, incluimos un informe, con una explicación más amplia del problema, redactado por Juan Carlos Fernández-Molina y titulado Protección jurídica de las bases de datos en la CE , en el que se alude también al dictamen del Comité Económico y Social publicado en enero de este año sobre la propuesta de directiva.

Por otra parte, la situación de la protección legal de las bdds españolas fue explicada en IWE-5, p. 3, por Jorge Páez Mañá . Otros casos puntuales sobre "copyright electrónico" pueden ser consultados en IWE-6, p. 2; IWE-8, p. 11; IWE-10, p. 20; e IWE-11, p. 7.

La figura de Charles Oppenheim

Charles Oppenheim dirige el Department of Information Science de la Universidad de Strathclyde . Ha trabajado en diversas empresas del sector, como por ejemplo Pergamon-Infoline (después Pfds ), Derwent Publications y Reuters . También ha ocupado diversos puestos directivos en asociaciones como el UK Online User Group y Aslib . Recientemente fue designado uno de los cuatro representantes británicos para el Legal Advisory Board de la CE.

Durante el pasado encuentro Ebic'93 , Oppenheim dirigió un workshop sobre "copyright electrónico". El interés de la cuestión suscitó un animado debate en el que participaron representantes de empresas productoras y distribuidoras de bases de datos. La interesante polémica impidió completar el esquema que Charles Oppenheim había preparado para la sesión. Resumimos aquí, no obstante, algunas de las ideas de carácter general presentadas.

Las "obras literarias"

El copyright es un derecho de autor que subsiste con independencia de cuál es el formato del producto. Es importante tener en cuenta que la legislación que se aplica en este ámbito es la local, no la del país en el que se origina la información.

Se considera "obra literaria" cualquier cosa impresa, escrita o almacenada en cualquier medio, incluyendo aquí los soportes legibles por máquina. No existe derecho de autor sobre un dato o un nombre.

Las "colecciones" son un tipo especial de obra literaria: recopilaciones de materiales que por razón de su selección son originales. Dentro de este tipo de obras se encuentran también las tablas estadísticas y las bases de datos.

Un individuo puede copiar una parte no sustancial de una obra protegida por copyright, sin vulnerar los intereses comerciales legítimos del propietario del derecho de autor, si la copia es empleada para fines de investigación o estudio privado, para informar sobre noticias de actualidad, para hacer comentarios o críticas y, en algunos países, para fines educativos.

¿Cómo se sabe si la parte que se copia es sustancial? Se trata de algo que no tiene que ver necesariamente con el tamaño de la copia. Un dato clave puede ser algo sustancial. Y en el caso de los abstracts, ¿se vulneran los derechos de autor? No podemos hablar de vulneración cuando el resumen simplemente informa sobre la existencia de un dato. Sin embargo, en el caso de que el abstract pueda ser utilizado como sustituto del documento original, se infringe el copyright.

Las bases de datos son colecciones. En consecuencia, han de ser consideradas de forma similar a los correspondientes productos impresos. Ahora bien, existen dos casos posibles de copyright. En el primero de los casos se trata de bases de datos cuyos registros están protegidos por derecho de autor. La otra posibilidad es que la base de datos en su conjunto esté protegida, pero no los registros. Las condiciones de los contratos para el uso de las bases de datos suelen especificar cuáles son los derechos del cliente.

Vender información electrónica

La electrocopia es un proceso por el que se convierte un material impreso en un documento gestionable por medio de tecnologías para el procesamiento de imágenes (digitalizadas). La práctica de la electrocopia a partir de materiales protegidos por copyright es sin duda alguna una infracción del correspondiente derecho de autor.

El problema que se plantea con frecuencia es el de los "information brokers", intermediarios que habitualmente revenden la información obtenida a partir de bases de datos de terceros. La realidad es que en algunos casos la información se revende mientras el distribuidor o editor hacen "oídos sordos", mientras que en otras ocasiones se pagan precios especiales.

Charles Oppenheim. Strathclyde Business School. Dept. of Inf. Science. Livingstone Tower, 26 Richmond St., Glasgow G1 1XH .

Tel.: +44-41-552 44 00 ext. 37 00; fax: 553 13 93

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1993/abril/el_copyright_electrnico.html