El profesional de la información


Septiembre 1995

Ética e información

Por Thomas J. Froehlich

Thomas J. FroehlichLa mayoría de nosotros tiene claro que quiere una sociedad más justa en la que todos podamos vivir mejor. Sin embargo, a menudo da pereza oír hablar de moral y de ética, cuando siguiendo sus pautas podríamos conseguir fácilmente ser más felices: directamente, al estar satisfechos de nuestro comportamiento, e indirectamente, al hacer que lo estén los demás y así, con el ejemplo, recibamos a la larga el mismo trato. El profesor Thomas Froehlich hace una revisión de algunas situaciones conflictivas corrientes en documentación y bibliotecas, en las que los profesionales debemos actuar respetando no sólo la legalidad sino también la justicia.

Es difícil, si no imposible, para un americano entender el terreno, el ambiente de la ética de los profesionales de la información en España, en general, en la que además hay regiones con tradiciones tan peculiares como Catalunya o Euskadi en particular.

En EUA, las tradiciones de los centros de información y de las bibliotecas públicas, académicas y escolares, han evolucionado de forma diversa en respuesta a la necesidad de que las instituciones del país apoyen la democracia y el desarrollo económico.

España y sus variadas regiones tienen unas tradiciones mucho más antiguas y complejas, y en su historia hay diferencias que incluyen tanto aspectos positivos como negativos. Como el mundo evoluciona hacia una integración de las economías y de los sistemas, productos y servicios de información, se presentarán sin duda situaciones problemáticas comunes a todos los países, para las que se tendrán que desarrollar estrategias que permitan tomar decisiones éticas adecuadas en cada contexto.

Este artículo trata precisamente de esos asuntos y estrategias comunes. Sin embargo, debido a su brevedad es imposible presentar y estudiar todas las grandes cuestiones de la Ética, por lo que se recomienda que se consulte la bibliografía citada al final.

Aquí se esbozarán solamente tres áreas:

  1. Algunos casos en que deben tomarse decisiones éticas.
  2. Breve análisis de las tensiones que aparecen al tomar decisiones éticas y algunos de los factores que contribuyen éstos a dichas tensiones.
  3. Aspectos sociales, políticos e ideológicos de los sistemas de información.

Ejemplos de problemas éticos

Se indican sucintamente, agrupados por áreas de actividad.

1. Adquisiciones.

Hay dos cuestiones problemáticas a la hora de seleccionar las publicaciones de una biblioteca:
6da45c4462d8f8cc86d65709d32a09ed

3. Referencia.

  • No negar determinadas informaciones a un usuario.
  • No fotocopiar en el centro documentos que un usuario ha prestado para ayudar en el proceso de una búsqueda que ha solicitado.
  • Servicio adecuado y competente, especialmente en las búsquedas online, tratando que el método o estrategia seguida no quede oculta a una posible revisión posterior.

En los centros de documentación médicos y legales, ¿puede el documentalista dar opiniones sobre los propios temas de la búsqueda, haciendo una función asesora para la que no tiene licencia?

  • Libre acceso a la información. Tarificar los servicios de las bibliotecas públicas discrimina los que pueden pagar de los que no y, por consiguiente, agrava la situación de los económicamente débiles.

4. Copyright

El derecho de copia y el derecho de autor afectan mucho a las bibliotecas debido al funcionamiento de máquinas fotocopiadoras en ellas. Los lectores tienen facilidades para hacer fotocopias de documentos y a menudo violan la legislación. El bibliotecario no debe ser cómplice y como mínimo debe informar al usuario de la infracción que comete.

5. Archivos

A veces se reciben donaciones de materiales cuyo interés para la colección es dudoso. Pero, ¿quién debe decidir si se entran y se mantienen los documentos? ¿El director, una junta asesora, el donante, el conservador?

Y si los materiales son desestimados y no pueden devolverse, ¿qué se hace con ellos? ¿Se venden o se destruyen?

Cuando las colecciones contienen documentos privados, los derechos de privacidad de los que los crearon o de los que aparecen en ellos deben contrapesarse con los de los investigadores. Quizá deba darse acceso restringido solamente a personas que ofrezcan garantías de no hacer mal uso de la información.

6. Automatización de bibliotecas

En ocasiones el proveedor del sistema informático presenta una oferta y aconseja uno de menor capacidad y más barato, aun sabiendo que es inadecuado y que dentro de pocos meses se precisará una ampliación (lo que en inglés se conoce por low-balling).

También puede ocurrir que la biblioteca o centro de información haga un pliego de condiciones que sólo lo pueda cumplir un proveedor (wiring a bid) para así favorecerle.

7. Administración

Como en otras organizaciones, en las bibliotecas y centros de información hay problemas de personal; hay que tratar con justicia a los empleados y a los colegas.

8. Servicios de información y bases de datos

Las nuevas tecnologías de la información han acentuado algunos problemas ya tradicionales tales como la privacidad. Ahora puede ser más fácil el acceso a los registros almacenados en un ordenador de un sistema centralizado, violándose la confidencialidad de los datos contenidos.

El intermediario que realiza consultas para otros debe ser discreto para guardar la confidencialidad sobre los temas buscados y sobre quien los solicita.

Los profesionales de la información deben ser honestos cuando hablan de su capacidad y su experiencia, tanto para encontrar trabajo como para realizar búsquedas de información.

Los productores de bases de datos deben responsabilizarse de la exhaustividad y de la exactitud de las mismas. Igualmente deben procurar que la información que recopilan no sea sesgada y esté correctamente indizada. Desgraciadamente los usuarios acostumbran a hacer un arriesgado acto de fe sobre la calidad de las bases de datos que consultan y pocas veces pueden contrastar si ello responde a la realidad.

Tensiones entre personas, profesión y organizaciones

Debería haber siempre armonía entre los valores personales del documentalista, su profesión - representada por las asociaciones profesionales- y la organización donde presta sus servicios, pero ello a veces no es así y da lugar a conflictos.

En general, el bibliotecario-documentalista es una persona que cree en el valor de la información para resolver problemas y tomar decisiones, cree en la consecución de la verdad, pero reconociendo que hay diversas formas de alcanzarla (con lo que, consecuentemente, es tolerante), confía en el poder de las ideas para transformar y motivar a la gente, etc.

Es importante subrayar esto porque en los escritos sobre ética en información hay cierta tendencia a exagerar las situaciones de crisis u otras poco frecuentes (p. ej., que a un profesional de la información opuesto al aborto se le pida información de cómo abortar) y a ignorar los valores básicos comunes y los puntos de acuerdo compartidos por todos.

Sin embargo, sí se producen situaciones incómodas o conflictivas entre los valores personales, organizacionales y sociales. He aquí algunos ejemplos:
6a98531c15de8d7c551f300617d71b99

Según el mundo va estando más integrado con las comunicaciones y la facilidad de viajar, los profesionales de la información tienen que tomar decisiones equilibradas entre los derechos de los que no tienen educación (analfabetos totales, analfabetos en informática o analfabetos en información) o medios (para comprar las tecnologías o pagar el acceso) y los derechos de los proveedores de información -ya sea en Internet, en la biblioteca o en el centro de información- que necesitan la adecuada compensación económica para proveer y ampliar sus servicios, manteniendo su atención en la privacidad y en la confidencialidad de personas, profesionales, organizaciones y naciones.

En suma, se trata de un mundo en el cual resulta muy interesante ser profesional de la información, pero también es un mundo cargado de compromisos y de difíciles decisiones éticas.

Bibliografía básica

Capurro, Rafael. Moral Issues in Information Science. Journal of Information Science, 11 (3) p. 113-123. 1985

Foskett, D. J. The Creed of the Librarian: No Politics, No Ethics, No Morals. Library Association, Londres. 1962

Froehlich, Thomas J. Ethical Considerations of Information Professionals. Annual Review of Information Science and Technology (Arist), Martha Williams, ed., v. 27, p. 291-324. Learned Information, Medford, NJ. 1992.

Froehlich, Thomas J. Library and Information Professions. The Encyclopedia of Ethics, Lawrence C. Becker, ed., p. 711-716. Garland Publishing, New York, 1992

Hauptman, Robert. Ethical Challenges in Librarianship, Oryx Press, Phoenix, AZ, EUA. 1988

Lancaster, F. Wilfrid, ed. Ethics and the Librarian. Univ. of Illinois, Graduate School of Library and Information Science, Urbana, IL, EUA. 1989

Mintz, Anne P., ed. Information Ethics: Concerns for Librarianship and the Information Industry. McFarland, Jefferson, NC, EUA. 1990

Rubin, Richard R. and Froehlich, Thomas J. Ethical Aspects of Library and Information Science. Encyclopedia of Library and Information Science, Allen Kent, ed. Marcel Dekker, New York. 1994

Smith, Martha M. ed. North Carolina Libraries, 51 (1) Primavera de 1993 (número dedicado a ética en información).

-Revista:

Journal or Information Ethics, ed. Robert Hauptman. Fall 1992-. Issn 1061-9321

-Listserv:

cpsr ARROBA gwuvm. Grupo de discusión Profesionales informáticos para la responsabilidad social.

Thomas J. Froehlich, Ph. D., Associate Professor. School of Library and Information Science, Kent State Univ., Kent OH 44242-0001. EUA.

Tel.: +1-216-672 27 82; fax: 672 79 65

tfroehli ARROBA kentvm.kent.edu

Thomas J. Froehlich es doctor en Filosofía (Duquesne Univ., 1975) y licenciado en Ciencia de la Información (Univ. of Pittsburgh, 1982).

En el campo de la documentación ha sido profesor en:

  • College of Librarianship Wales, Aberystwyth, Reino Unido.
  • University of Pittsburgh.
  • Syracuse University.
  • Kent State University.

Sus especialidades son los sistemas de información, especialmente online y en cd-rom, y la ética profesional.

Viene a Europa frecuentemente. En diciembre pasado presentó una ponencia en el International Online Information Meeting de Londres. Ha estado en España en varias ocasiones pronunciando conferencias en Madrid y Barcelona. En 1992 presentó una ponencia en el congreso de la FID en Madrid.

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1995/septiembre/tica_e_informacin.html