El profesional de la información


Abril 1996

Auge del software CDS/Isis

CDS/ISIS es un software de gestión de bases de datos producido y distribuido por la Unesco (o por sus representantes regionales) como parte de su Programa General de Información (PGI) y dentro de su política de promoción del acceso universal al conocimiento.

IWE entrevista a Adolfo Hernández Arcediano, del Centro de Información y Documentación Científica (Cindoc), responsable de CDS/Isis en España.

¿Qué relación tiene el Cindoc con el programa CDS/Isis?

-En 1990 nuestro Centro aceptó el encargo de Unesco de distribuirlo en España. Desde entonces, gracias a nuestra acción y también a una flexibilización de las restricciones legales que se imponían a los usuarios, el número de usuarios españoles de MicroIsis (nombre que se le da al programa en la mayoría de países de habla hispana), continua en constante incremento. En enero de este año se ha alcanzado la cifra de 1.100 usuarios, distribuidos por toda la geografía nacional.

¿A qué restricciones te refieres?

-Tanto la versión inicial de Isis que funcionaba en miniordenador, como la posterior para PC, fueron concebidas por Unesco fundamentalmente pensando en el Tercer Mundo y en instituciones no lucrativas en general (organizaciones no gubernamentales, etc.).

Como sabes, más tarde el precio de todos los programas informáticos ha ido disminuyendo y sus prestaciones han ido aumentando. Entonces con MicroIsis ya no se trataba solamente de ofrecer un programa gratuito, sino también de tener una base de usuarios suficientemente amplia en todo el mundo, incluidas las naciones desarrolladas, que garantizara su continuidad y permitiera su mejora.

Entonces, ¿el programa es completamente gratuito?

-Efectivamente. Sólo que Unesco autoriza a los distribuidores nacionales a cargar los gastos de duplicación y distribución. En nuestro caso esto supone unas 6.000 PTA para los usuarios que solicitan el manual de referencia del programa y 1.000 PTA para aquellos que solamente desean los disquetes. El procedimiento de solicitud es bien sencillo: sólo hay que dirigirse por escrito al Cindoc, comprometiéndose a no hacer uso comercial del programa. Una vez abonados los gastos, el usuario lo recibe por mensajería, así como la licencia oficial de uso.

¿Y eso no supone hacer competencia desleal a los programas comerciales existentes en el mercado?

-MicroIsis es uno más de los programas que a lo largo de varios años de existencia se han hecho muy populares, con decenas de miles de copias instaladas (en mayo de 1995 se calculaba que había 21.300). Aunque no esté escrito en ninguna parte, en la práctica esos programas se han convertido en dominio público (freeware) de facto.

La institución que adopta MicroIsis sabe que recibe un producto muy bueno pero que no dispone de ningún servicio de soporte técnico, como tienen los productos comerciales. Esa es su desventaja y la razón por la que no se hace ninguna competencia directa. El distribuidor nacional, en este caso el Cindoc, no puede asumir más que los compromisos de formación básica a los que se compromete con Unesco.

Ahí estarían las asociaciones de usuarios para sustituir esta posible falta de una red comercial de apoyo...

-Eso es. En casi todos los países surgen esas asociaciones de usuarios que colaboran entre sí para paliar de alguna manera la falta de una asesoría comercial, y colaborando en la medida de sus posibilidades con los distribuidores en las tareas de formación.

En España ya existen dos asociaciones de usuarios de MicroIsis, amparadas por asociaciones profesionales de reconocido prestigio como Sedic y Socadi. Estimular la aparición de dichas asociaciones ha sido un objetivo continuado del Cindoc, que ahora felicita al grupo de usuarios catalanes que acaban de formar el club (ver nota en este mismo número de IWE).

Háblanos del programa ¿qué es y qué no es?

-Buena cuestión, puesto que siendo tan barato, hay personas que solicitan tenerlo sin antes conocer su utilidad. Como consecuencia, algunos de los usuarios "oficiales" (o sea, con licencia), en realidad no son tales, ya que no están utilizando el programa. Pidieron una copia del mismo pensando que se trataba de un sistema de gestión integral de bibliotecas o centros de documentación al estilo de varios de los programas comerciales.

Sin embargo MicroIsis es un sistema de gestión de bases de datos textuales, de estructura totalmente abierta, con herramientas especialmente concebidas y diseñadas para su aplicación en el ámbito de la biblioteca y el centro de documentación, lo que le otorga una calidad pocas veces igualada por otros programas en cuanto a la gestión documental. El admitir programación en Isis‑Pascal (una completa colección de funciones, sentencias y rutinas Pascal), permite al usuario final adaptarlo a necesidades muy específicas.

Pero bueno, ¿es un programa de uso complicado?

-No es difícil, pero tampoco es de los más intuitivos. El usuario puede partir de cero y utilizar directamente el modelo de referencia que sigue el manual, que consiste en un formato de descripción bibliográfica derivado del ISO‑2709, más que suficiente en la mayoría de las aplicaciones estándar.

Usuarios avanzados de MicroIsis nacionales e internacionales han desarrollado aplicaciones para casi todas las necesidades: gestión integral de bibliotecas, edición de cd‑roms, bases de datos consultables por Internet, etc. En España empiezan a aparecer empresas que desarrollan aplicaciones a medida sobre MicroIsis. Naturalmente esto se debe a que ya se está alcanzando la necesaria masa crítica para que pueda ser rentable asignar recursos al programa.

¿Qué tipo de evolución experimenta MicroIsis?

-El programa viene adaptándose tanto a los nuevos equipos informáticos como a las nuevas demandas de los usuarios, habiéndose desarrollado distintas versiones para sistemas compatibles IBM‑PC (bajo DOS) y VAX (bajo VAX/VMS).

Las últimas versiones son capaces de funcionar en en torno de red y bajo el sistema operativo Unix, y en la actualidad se está terminando de desarrollar una versión que trabaja en Windows, de la que ya disponemos del módulo de consulta. Las expectativas de la nueva versión, fruto de la colaboración Unesco / Bireme (antes Biblioteca Regional de Medicina y actualmente Centro Intl. de Inf. Médica de América Latina y el Caribe) y varias universidades italianas que coordinan el trabajo de un nutrido grupo internacional de programadores, hacen prever un importante incremento de usuarios en todo el mundo y, naturalmente, también en España.

Dónde obtener Winisis

La versión beta -experimental- de CDS/Isis para Windows puede conseguirse por ftp anónimo en la dirección:

ftp.unesco.org (directorio /pub/winisis)

Hay dos ficheros para teledescargar:

winisis.exe, y

licence.txt

Para ejecutar el primero, que es el programa, se necesita un password que puede obtenerse rellenando y enviando el cuestionario contenido en licence.txt, a:

isis ARROBA unesco.org

-Nota de la lista CDS/Isis (cds‑isis ARROBA nic.surfnet.nl) enviada a la lista IweTel (iwetel ARROBA sarenet.es) por Angélica Zapatero, coordinadora del Grupo de CDS/Isis de Sedic.

Adolfo Hernández. Cindoc.

Tel.: +34-1-563 54 82; fax: 564 26 44

ahernandez ARROBA cindoc.csic.es

Angélica Zapatero. Sedic.

Tel.: +34-1-593 40 59; fax: 593 41 28

sgt ARROBA cam.inia.es

Agustín Castellano. Socadi.

Tel.: +34-3-441 37 03; fax: 441 35 44

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1996/abril/auge_del_software_cdsisis.html