El profesional de la información


Abril 1996

¿Se venden discos o no?

En una noticia del Wall Street Journal Europe (15/2/96 p. 4) se dice que en la última Milia, la importante feria multimedia de Cannes, Jack Romanos, jefe de la división de consumer publishing de Simon & Schuster, dijo que la facturación de su editorial debida a ventas de cd-roms fue prácticamente igual que la de libros grabados en cassette. El anuncio tiene miga, porque cuestiona si realmente hay un mercado para la edición electrónica en cd-rom o si sólo es un bluff.

La verdad es que hemos oído comentarios de editores importantes españoles bastante escépticos respecto a la edición electrónica. El mercado está creciendo, es cierto: en 1995 se vendieron en Europa unos 7 millones de títulos en cd-rom, y se espera que en 1996 la cifra se doble. Pero el problema es si se puede vivir de ello o no.

Según datos recopilados por BSI Multimedia y Microsoft a partir de informaciones proporcionadas directamente por los fabricantes y mayoristas de lectores cd-rom en España, a finales de 1995 había unos 500.000 lectores de cd-rom en el país, frente a unos 150.000 a finales de 1994.

Una de las razones esgrimidas por el articulista del Wsje para explicar por qué el cd-rom no se ha convertido aún en un artículo de gran consumo es su deficiente capacidad de albergar vídeos de ciertas dimensiones y calidad.

Algunas empresas de producción de cd-roms intentan, por otra parte, adaptarse a la presión de Internet. En Francia, la empresa Infogrammes lanzó el año pasado el servicio Infonies, una especie de America Online limitado al país galo, pero con intención de abrirse a Bélgica y al Quebec próximamente.

La alemana Bertelsmann, editorial de grandes dimensiones, está invirtiendo fuerte en su acuerdo con America Online, servicio que ya opera en Alemania (con 40.000 suscriptores) y en Gran Bretaña, y próximamente en Francia.

Según la consultora Dataquest, sólo el 4% de los títulos en cd-rom publicados en el mundo dan beneficios. La razón puede ser una gran dispersión de títulos para un mercado constituido todavía por un número pequeño de consumidores. Es cierto que hay verdaderos hits, como los productos de la familia Home de Microsoft -en particular su enciclopedia Encarta-, pero otros títulos se venden muy poco.

Una frase muy certera del artículo: "un indicador de que la industria del cd-rom tiene aún mucho camino por recorrer está en el hecho de que casi nadie de la industria de los big‑media (televisión y cine) estaba en el Milia de Cannes".

Un informe del IMO de la Unión Europea (IMO Working Paper 95/6 de diciembre de 1995), titulado The emergence of a mass multimedia market, trata seriamente del tema de los mercados multimedia en cd-rom, Internet, TV interactiva, etc.

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1996/abril/se_venden_discos_o_no.html