El profesional de la información


Junio 1996

Infotecnología: nueva frontera de la documentación e información

Por Montserrat Sebastià

Montserrat Sebastià, profesora de la EscolaLa experiencia educativa de las tecnologías de la información en España ha tenido unos rasgos especiales en el área de las aún llamadas ciencias de la documentación. La formación de los profesionales y de los usuarios de la información se ha caracterizado tanto por parámetros políticos (precisamente la ausencia de políticas de información), como también por las conocidas carencias del sistema educativo (inarticulación de los sistemas de acceso a las profesiones e invisibilidad de la documentación en los diversos niveles del sistema educativo).

Y si a todo ello sumamos, por un lado, la crisis de identidad de las disciplinas y profesiones de la información, y por otro la exigencia de las tecnologías de la información y el grado de precariedad en recursos tecnológicos, podemos concluir que el nivel alcanzado por los actuales diseños curriculares presenta aspectos bastante negativos, aunque hay que decir que es mejor del que cabría esperar.

Recordemos, porque es determinante en nuestro trabajo, que el universo de la documentación y de la información se está caracterizando en estos finales del siglo XX tanto por una fuerte dinámica de inestabilidad como, al mismo tiempo, también por un proceso de reflexión, que abarcan todos los ámbitos posibles:

  1. conceptual y epistemológico,
  2. disciplinar y metodológico,
  3. laboral y profesional, y
  4. político y administrativo.

Pero ante todo, el ámbito más exiguo, por infravalorado, es el educativo y el de la formación permanente, dado que a las disciplinas y a las profesiones de la documentación y de la información es habitual asignarles un papel testimonial en la sociedad, y a su vez considerarlas como uno de los sectores más secundarios de la cultura.

La dificultad esencial de las disciplinas y de las profesiones reside pues en superar esas carencias, y en afrontar la era de las tecnologías de la información, llamada también de la "postinformación", proponiendo nuevas alternativas como son:

la investigación, el estudio y diseño de nuevos perfiles de profesionales, la definición e instalación de nuevos servicios, y principalmente la prospección en el área de los estudios sobre los usuarios de la información.

Posibles soluciones

La tesis doctoral afronta una de las posibles vías de solución de la crisis de las ciencias de la documentación, y en este sentido incide en la innovación de la cultura profesional de los especialistas de la documentación y de la información. Todo ello lo desarrolla desde una propuesta constructivista que confluye en un nuevo diseño curricular para la formación de profesionales.

Este diseño genera a su vez un nuevo perfil y una nueva nomenclatura para los profesionales, designados de forma más acorde con las funciones profesionales actuales: infotecnólogos.

Cuando a mediados de 1989 iniciamos el proyecto, hallamos una importante laguna en España de estudios teóricos y experimentales sobre la crisis de las disciplinas y de las profesiones de la documentación, y un considerable retraso en las reflexiones sobre el diseño curricular de profesionales, y sobre el impacto de las tecnologías de la información en las disciplinas de la documentación. Y todo ello nos resultó paradójico por cuanto en esas fechas se estaban realizando las propuestas para la reforma de los planes de estudio del sistema universitario español.

Excede los límites de este artículo comentar las fases del proyecto, pero las premisas de nuestro trabajo se perfilaron desde un principio en el estudio de:

  1. Los aspectos críticos de los especialistas de la información.

    Incluyen el debate entre ciencia pura y ciencia social, la proyección profesional y social y el estatus, los sistemas de acceso a las profesiones, y las tecnologías de la información como principal factor de transición profesional.
  2. La tecnología de la información y los infotecnólogos como nueva disciplina y como nueva profesión de la información.

    Estudio y sistematización de la innovación curricular en tecnología de la información, y genealogía de la irrupción de la tecnología de la información en los sistemas de formación de especialistas a través de más de tres décadas (desde 1964).
  3. El currículum y la especialización: los infotecnólogos y los usuarios.

    En esta parte convergen las tendencias del proyecto en las que deberían ser las bases de la pedagogía de la información, complementadas con el estudio del diseño curricular en España y sus niveles de concreción en tecnologías de la información. Y todo ello, contrastado con la propuesta de la tecnología de la información como factor de innovación en la educación de los profesionales y en la formación de los usuarios, y siempre basándose en un modelo abierto de currículum.

Conclusiones

Las conclusiones del estudio son a la vez simples y paradójicas, perfilándose una doble tendencia para consolidar la actual sociedad de la información.

  1. Con la información digital la cobertura de los servicios de documentación e información es colectiva, pero se convierte también en individualizada. Ello determina, a su vez, que no se precise de los profesionales de la documentación y de la información formados con las premisas de los años sesenta y setenta, cuando entre otras muchas variables entonces las tecnologías tan sólo balbuceaban.
  2. La generalización de las tecnologías de la información -a partir de los años ochenta- reduce el tiempo dedicado a tareas repetitivas, lo que supone la liberación de tiempo profesional. Y aunque la opinión mayoritaria de los especialistas en el tema es que esta tendencia conducirá a un mayor número de servicios para con los usuarios, nosotros opinamos que el problema de fondo es otro.

No confundir calidad con cantidad.

La mejora y el aumento de los servicios es una necesidad real y razonable. Pero existen además otras necesidades cualitativas previas y poco desarrolladas que a la larga determinan la calidad de los servicios y la satisfacción de las necesidades de los usuarios:

  • práctica de la investigación;
  • innovación curricular de los profesionales, adecuándola a los cambios epistemológicos y metodológicos generados en parte por las tecnologías de la información y la comunicación;
  • puesta en marcha de políticas de información;
  • estudios sobre usuarios, y
  • planificación de sistemas de formación en una época en la que la información se obtiene a través de potentes interfaces tecnológicas.

Montserrat Sebastià i Salat. Escuela de Biblioteconomía y Documentación de la Univ. de Barcelona.

La autora obtuvo el doctorado el pasado mes de marzo con una tesis evaluada Cum Laude por unanimidad, titulada "La tecnología de la información como área disciplinar en el diseño del currículum de formación de profesionales y de usuarios de la documentación y de la información". Fue dirigida por José Luis Rodríguez Illera. Barcelona: Univ. de Barcelona, Fac. de Pedagogía, marzo de 1996. 1.201 p. (incl. bibliografía selectiva de 1.432 ref.).

El tribunal estuvo constituido por Miquel Martínez Martín (UB), Miquel Á. Aguareles (UB), Jordi Adell (UJI), Mercedes Caridad (UC3M) y Santiago Riera (UB).

Tel.: +34-3-491 37 15; fax: 491 39 54

labora ARROBA filnet.es

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1996/junio/infotecnologa_nueva_frontera_de_la_documentacin_e_informacin.html