El profesional de la información


Diciembre 1998

Postgrado telematico sobre documentacion digital

Entrevista realizada por Jaume Baró i Queralt.

Estructura del curso

Está dividido en tres módulos:

  • Hipertextos y publicaciones digitales:
    Se aprende todo lo relacionado con una página web: diseño, estructura, composición...
  • Organización de la información y sistemas de gestión de bases de datos:
    Incluye indización documental y lenguajes documentales.
  • Explotación de los recursos de internet:
    Descripción de los mismos y cómo obtener el máximo rendimiento de la Red. Fuentes de información.

Desde hace algunos años han proliferado los cursos de postgrado relacionados con la biblioteconomía y la documentación en las principales ciudades del Estado. Los profesionales no residentes en estas ciudades tienen serios problemas para poder cursarlos. Con la puesta en marcha por parte de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) del primer Curso de Postgrado en Documentación Digital, la distancia física ya no será impedimento para los que deseen ampliar sus conocimientos.

El departamento Estudios de Ciencias Políticas y de la Administración de la UPF de Barcelona ha organizado el que será, hasta donde esta revista ha podido saber, el primer curso de Documentación a nivel de postgrado que se imparte a través de internet en España.

Lluís Codina, Ma del Valle Palma y Cristòfol Rovira

Utilizará una combinación de tecnología web, tests de elección múltiple y conferencias electrónicas como base docente, según nos explican en esta entrevista tres de sus principales promotores, los profesores Cristòfol Rovira, encargado del diseño telemático/docente; Lluís Codina, responsable de la Sección de Biblioteconomía y Documentación; y María del Valle Palma coordinadora de la Biblioteca Digital del curso.

Cerca de 30 profesores de la Pompeu y de otras universidades y expertos profesionales habrán realizado alguna contribución a este curso que se inicia en 1999, impartiendo docencia no presencial o realizando el material docente o aportando algún documento a la mencionada biblioteca digital.

¿Cómo funciona este curso y cuál es su estructura docente?

Cristòfol Rovira: -El curso tendrá una duración equivalente a unas 75 horas lectivas, impartidas a través de tres módulos, sobre creación, procesamiento y recuperación de documentos digitales (entendidos estos últimos en sentido amplio), y su objetivo es proporcionar conocimientos teóricos y habilidades prácticas en ese terreno a profesionales de la documentación o de la edición que trabajen en la empresa privada o en el sector público.

Cada módulo del postgrado consta de cinco unidades o lecciones de 0,5 créditos cada una. El material docente de cada unidad ha sido encargado a profesores universitarios y a profesionales de reconocido prestigio. Estos mismos autores realizarán la función de profesor-tutor cuando se imparta cada unidad en el transcurso de una semana.

En cuanto a la estructura docente, hemos diseñado un curso que se basa en tres elementos principales: un conjunto de lecciones articuladas como hipertextos; una serie de tests de elección múltiple que sirven para evaluar los avances del alumno y una combinación de conferencia y correo electrónico para introducir interacción y mantener la relación profesor/alumno.

¿Se justifica ya un curso no presencial utilizando tecnología web?

Lluís Codina: -Nosotros creemos que sí. Hemos observado que muchos profesionales y personas que residen o trabajan fuera de grandes núcleos urbanos necesitan una oferta formativa de calidad que no implique desplazamientos ni horarios incompatibles con su trabajo. De aquí que nos hayamos planteado que el curso fuera de tipo no presencial.

En cuanto a la elección de internet y la tecnología web, cuando propuse la idea del curso a mi sección, lo hice en la creencia que es el futuro de esta clase de enseñanza, es decir, la no presencial o "independiente de la distancia", como nos gusta decir a nosotros, y por eso hemos decidido utilizar web e internet, entre otras cosas porque eso permite también diseños hipertextuales que no son posibles o son más complejos en otros entornos tecnológicos.

¿En qué consiste la Biblioteca Digital del curso?

María del Valle Palma: -Es un conjunto de documentos que ha preparado un grupo de unos 20 ó 25 profesores, que complementan los materiales del curso. Están enfocados como un recurso de consulta y de apoyo docente, en el mismo sentido que los asistentes a cursos convencionales suelen disponer de un apoyo bibliográfico, en forma de libros recomendados, en la biblioteca del centro.

Nosotros hemos creído conveniente aportar esta biblioteca digital que no consiste en documentos enlazados, es decir, en una mera lista de enlaces, cosa que todo internauta tiene a su disposición por el simple hecho de entrar en internet, sino en documentos colocados en el servidor del curso y que los alumnos (y exclusivamente ellos) podrán consultar, leer, imprimir, etc., con toda libertad. Además, el contenido del curso se proporciona al alumno en un cd-rom, para que no tenga que estar pendiente de la conexión para su consulta.

¿Puedes detallar los temas de esta biblioteca digital?

MVP: -Hemos intentado abarcar la mayoría de temas que pueden interesar al alumno, desde políticas de información, hipertextos y lenguajes sgml o html, a formatos de documentos electrónicos y recuperación de la información. Como dije, el objetivo que buscamos es complementar la formación de las diferentes unidades y satisfacer la natural curiosidad sobre algunos temas que en estos momentos preocupan a los profesionales de la información.

Tratándose de un curso no presencial, o como decís, independiente de la distancia, ¿qué procedencia geográfica esperáis de los alumnos?

CR: -Nuestra idea inicial es poder contar con alumnos de toda España, pero no descartamos incorporaciones de América Latina. Los contenidos se encuentran en lengua castellana. Hay que tener presente que el curso puede ser seguido por cualquier persona del mundo. Sólo necesita acreditar titulación universitaria o experiencia profesional y disponer de un ordenador con conexión a internet.

Se acostumbra a tener la idea de que cuando se imparte enseñanza a través de internet no hay limitación en el número de "asistentes". Sin embargo tengo entendido que en el vuestro no es así...

CR: -Efectivamente. Creemos que no puede garantizarse una auténtica docencia de calidad si no existe alguna interacción alumno/profesor. Para aprovechar verdaderamente la actividad de aprendizaje son necesarias incluso las interacciones alumno/alumno, por lo cual el número de participantes debe ser limitado. En nuestro caso hemos optado por un máximo de 25.

Esa cifra nos permitirá realizar un proceso de seguimiento y atención personalizado. También hay que tener presente que los alumnos disfrutarán de una tutoría presencial o vía telefónica de dos horas a la semana por parte de los directores del curso.

Otra cosa que hemos intentado evitar es que cursar este postgrado se convierta en un ejercicio de mera lectura de un conjunto de documentos más o menos interactivos, y por eso hemos organizado cada unidad didáctica en una serie de fases en las que se colocan instrumentos de medición del progreso de los alumnos, y que los profesores deben supervisar. Al mismo tiempo, somos conscientes de que la libertad del alumno es importante para el éxito, y por eso entregaremos una versión en cd-rom, de manera que el alumno solamente haga uso de la conexión a través de internet cuando la naturaleza de la interacción lo requiera.

Web del curso

LC: -Me gustaría señalar que nosotros hemos querido evitar un curso donde la idea de la no presencialidad se confunda con el mero autoaprendizaje. Es evidente que en todo tipo de enseñanza hay algo de esto, y que esta faceta se incrementa algo en la enseñanza no presencial, pero me gustaría insistir en el hecho de que no queremos que el curso se limite a dar unos materiales para que cada uno los use a su manera.

Sabemos que el resultado sería una altísima infrautilización. La razón es simple. Piénsese en cuántos libros o revistas ha comprado cualquiera de nosotros en los últimos años y que nunca ha llegado a leer. Otra experiencia habitual consiste en bajar o imprimir documentos de la Red, a priori interesantísmos, pero que una vez impresos y nuestra ansiedad informativa ha quedado calmada por la mera posesión, ya no nos volvemos a ocupar de ellos.

En lugar de eso, hemos establecido unos ritmos de trabajo, la necesidad de superar unos tests, y hemos marcado actividades concretas. Todo esto dentro de una gran libertad, pero sin que la exigencia sea tan laxa que se pueda dar una infrautilización.

CR: -Una forma de realizar lo que indica Lluís, para que el lector se haga una idea, es la siguiente: el alumno puede cursar de manera no presencial las 25 horas de cada módulo (como se ha dicho, en total hay tres módulos) a lo largo de cuatro semanas (incluyendo, si lo desea, fines de semana) y a cualquier hora del día. Es indudable que esto proporciona una gran libertad al alumno, pero debe cursarlo siempre dentro de esas cuatro semanas, no en un horizonte infinito, lo que equivaldría a no cursarlas nunca... Además, hemos dispuesto de unas semanas adicionales, al final del curso, para que los alumnos puedan recuperar algún módulo que haya podido quedar pendiente.

¿Queréis añadir algo más?

LC: -Bueno, me parece que vale la pena señalar el bajo coste. Observando el programa del curso se puede llegar a la conclusión de que el equivalente en cuanto a contenidos serían cuatro o cinco cursos de formación continuada, cuyo precio acostumbra a ser importante.

El hecho de que el curso sea a través de internet nos permite eliminar algunos costes, como el de las aulas. Además hemos seguido una política de reducir al máximo los gastos para ofrecer un precio muy competitivo.

CR: -No hay que olvidar que este curso viene a cubrir un importante vacío en la formación de postgrado. Si bien es cierto que existe mucha oferta de cursos, telemáticamente no se imparte ninguno en el ámbito de la Biblioteconomía y la Documentación.

LC y CR: -Finalmente nos gustaría mencionar que otros profesores de nuestra universidad han hecho valiosas aportaciones y nos han ayudado a que el curso salga adelante. Querría mencionar muy especialmente a Francesc Pallarés, decano de los Estudios de Ciencias Políticas y de la Administración, que nos ha apoyado desde el primer día, pese al evidente riesgo que conlleva toda innovación, y que ha aportado la dirección académica del curso. En la web del curso constan otros compañeros que nos han ayudado y los nombres de todos los profesores que participan, que no mencionamos aquí para no abusar de la confianza de esta revista ni de la paciencia del lector.

Análisis

IWE ha revisado el curso, tanto desde el punto de vista de funcionamiento como de contenidos: el alumno puede conseguir unos conocimientos que hasta ahora sólo podía obtener por medio de enseñanzas regladas universitarias o varios cursos de formación continuada.

El web que sirve de base es:

http://camelot.upf.es/digital/index.htm

Entrevista realizada por Jaume Baró i Queralt.

jaumebq@mx3.redestb.es

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1998/diciembre/postgrado_telematico_sobre_documentacion_digital.html