El profesional de la información


Julio 1998

Bases de datos especializadas: estado de la tecnica

Por Ernest Abadal

Tomàs Baiget, IdescatSocadi (Sociedad Catalana de Documentació i Informació) viene organizando una serie de sesiones de estudio y debate que están teniendo un gran éxito de asistencia. Ernest Abadal resumió, primero para IweTel y luego para nuestra revista, la que tuvo lugar sobre "Intranets documentales" (ver IWE, v. 7, n. 6, p. 35-36,38), y ahora hace lo propio con la dedicada a "Situación actual y prospectiva de las bases de datos de ciencia, tecnología y negocios" (mayo de 1998).

Tomàs Baiget. "Las bases de datos online en la era del www"

Presentó una perspectiva histórica de la distribución de bases de datos en línea a partir de la tecnología utilizada: conexión permanente (1968-69), dial‑up (1975) y conexiones intermitentes (1994) -usadas en los servidores web-.

Describió los dos protocolos de comunicaciones actualmente utilizados para el acceso a bases de datos (X.25 y tcp/ip), que tienen en común la tecnología de conmutación de paquetes, y se diferencian (entre otras cosas) en que X.25 permite una velocidad máxima de 9.600 bauds (rápida para texto ascii pero no adecuada para gráficos).

Isabel Valdivieso, LacerEn el curso de su exposición destacó la irrupción del videotex, que tuvo el mérito de dirigirse al gran público, introducir la tarifa quiosco y hacer uso del concepto de gateway (para poder acceder a muchas bases de datos con el mismo lenguaje), que fue implementado más tarde (1982) en el mercado de las bases de datos ascii por Esa-Irs. También hizo referencia a la aparición del cd‑rom como fuerte competencia del online.

Por otro lado no ahorró críticas a las actuaciones pasadas de Telefónica que entorpecieron el acceso a la información electrónica en nuestro país.

Tomàs Baiget trazó una crónica muy "vivida", parecida a la que hacen los corresponsales en la prensa diaria en contraste con las descripciones más asépticas de las agencias de noticias.

Respecto a la actual contraposición entre el sistema de distribución online clásico (X.25) e internet, hizo hincapié en varias cuestiones, de las que destacamos:

‑ Contenidos gratuitos en internet que antes eran de pago (p. ej. prensa, información sobre empresas, cotizaciones bolsa, patentes, algunas bases de datos bibliográficas, etc.).

‑ Desintermediación (los agentes de la cadena tradicional de distribución de la información se están invadiendo competencias entre sí; p. e., editores que también son distribuidores y quieren, además, llegar al usuario final).

‑ Liberalización de las telecomunicaciones.

‑ El www como interfaz universal.

Bernabé Zea, Bibl. de Patentes, UBComo conclusión, manifestó que durante unos años se mantendrá el online clásico (Dialog y STN por ahora así lo han anunciado), pero arriesgó pronosticar que a 5 años vista las consultas se harán únicamente a través de navegadores. El cambio en el sistema de tarificación de Dialog desde junio pasado (ya no se cobra por el tiempo de conexión, ver IWE v. 7, n. 6, p. 12-14) es muy sintomático de la progresiva imposición de la filosofía de uso tipo web.

Baiget ironizó sobre el hecho de que los informáticos que llevan a cabo los servicios de internet reinventen ahora conceptos ya conocidos y utilizados en el campo de la información y la documentación (push / dsi, indexadores, etc.) -lamentablemente los documentalistas hemos sido invisibles-. Pero viendo el lado positivo, al final de todo ello pueden resultar interesantes desarrollos para la profesión.

Isabel Valdivieso. "Experiencias de la transición del online a internet".

Expuso una experiencia concreta de utilización de bases de datos especializadas por parte de una organización privada del sector farmacéutico (laboratorios Lacer S. A.). Se realizaron dos ejemplos de consulta (una simple y otra más compleja) a las mismas bases de datos, y se comparó el acceso por X.25 con el www. Para resumir, la consulta por internet ofrecía menos resultados, era más lenta y más barata.

En este momento siguen utilizando principalmente la conexión a través de línea telefónica para la consulta a bases de datos biomédicas (Medline, Embase y Biosis) y químicas (Chemical Abstracts-CAS, Registry).

En cambio el acceso www lo utilizan para publicaciones oficiales (están todos los índices), normativas, información de empresas (antes consultaban Dun & Bradstreet pero ahora ya no les hace falta), etc.

En el campo de las bases de datos especializadas, pues, prima todavía el acceso online clásico siendo la lentitud y el menor número de resultados el principal problema de internet.

Josep-Manuel Rodríguez Gairín, UPCJosep Manuel Rodríguez Gairín. "Evolución de la oferta de bases de datos en la UPC".

Hizo referencia a las particularidades de su organización (una universidad) respecto a una empresa privada, lo que constituye un problema en el momento de negociar licencias de uso con los distribuidores.

Los principales condicionantes son:

  • dificultad de acotar el número de usuarios (¿lo son todos los miembros de la Univ. Politècnica de Catalunya o tan sólo ha de tenerse en cuenta el número de puntos de acceso a la información?);
  • los presupuestos cada vez más restrictivos, etc.

Presentó la evolución de los modelos de acceso a las bases de datos que han existido (y muchos de los cuales aún perduran):

  • en línea (modelo clásico, con pocos puntos de acceso con documentalistas, muchas bdds);
  • bases de datos locales en cd‑rom (un punto de acceso, pocas bdds);
  • cd‑rom en red (una experiencia "traumática" para documentalistas y usuarios);
  • internet;
  • intranet;
  • bdds propias.

Esta última es una nueva posibilidad que todavía se está explorando con dos ejemplos en elaboración: recursos web en tecnología y sumarios de revistas.

Como conclusión resaltó la importancia de disponer de un "punto único de acceso a la información" (una consulta única y un único resultado que permita interconectar con el documento original) aunque, para conseguirlo, habrá que mejorar muchas cosas. Para llegar aquí parece que el mejor instrumento es el www, aunque Rodríguez Gairín dijo que había que considerar con atención también el estándar Z39.50.

Mesa redonda

Abrió el debate Bernabé Zea (representante de CAS y STN en España) presentando un panorama más bien desalentador para el sector. Desde su punto de vista las bdds científicas están perdiendo clientes y, por consiguiente, aumentando precios, lo que llevará a convertirlas en un "bien" sólo accesible a las élites. La idea popular de que en internet encontramos todo y, además, gratis, está empujando al sector hacia su marginación.

Ernest Abadal, Eubd, UBEsta afirmación animó la discusión ya que varios asistentes se manifestaron totalmente en contra. Los discrepantes argumentaron que los servicios de pago no son nuevos en internet y que, si la información es de interés, como es el caso, los usuarios pagarán por ella. En fin, que internet en sí no perjudica ni favorece las bdds.

Se constató, por otra parte, que en el momento actual, la mayoría de los centros utilizan aún de forma mayoritaria el acceso telefónico por X.25 (mucho más rápido y, en algunos casos, con mayores posibilidades de recuperación de la información).

Ernest Abadal. Escola Univ. de Biblioteconomia i Documentació.

Melcior de Palau, 140. 08014 Barcelona.

Tel.: +34‑934 035 783; fax: 934 035 772

abadal@eubd.ub.es

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1998/julio/bases_de_datos_especializadas_estado_de_la_tecnica.html