El profesional de la información


Marzo 1995

Red informatizada de bibliotecas públicas del estado

Por Rosa Catalán Palomino

Rosa Catalán, directora del Centro de Coordinación Bibliotecaria del Mº de CulturaLa SDG de Coordinación Bibliotecaria, dependiente de la DG del Libro, Archivos y Bibliotecas, consideró imprescindible y urgente llevar a cabo la automatización de las bibliotecas públicas españolas (BPE) con el fin de modernizar su gestión, agilizar sus procesos, mejorar e incrementar sus servicios, fomentar la cooperación en cuanto a sus recursos técnicos y sus fondos bibliográficos y, en definitiva, facilitar a los usuarios el acceso a una amplia información bibliográfica y a un préstamo interbibliotecario eficaz.

Para cumplir estos objetivos, y tras algunas tentativas parciales, se concibió Proinred (Proyecto de Informatización de las Bibliotecas Públicas del Estado) con el establecimiento de una red con interconexión telemática y en base a una actividad cooperativa entre todas las bibliotecas.

El Proyecto se inicia en 1987 y se desarrolla por fases anuales de acuerdo con las disponibilidades presupuestarias. Los equipos físicos instalados han sido diversos.

En los dos primeros años 1987-1988 se adquirió el sistema Dobis-Libis, pero luego se empezó a instalar Absys por juzgarse más completo, con más prestaciones y más sencillo. El paquete incluye el gestor de bases de datos documentales BRS (Bibliographic Retrieval System) y el sistema relacional de bases de datos Informix. Todo ello posibilita la interconexión y facilita enormemente el intercambio de información y las actividades cooperativas entre los centros. De esta manera, se comparten recursos que abaratan los gastos de gestión de las bibliotecas y se mejoran los servicios.

Hasta 1993 fueron 34 las bibliotecas públicas del Estado informatizadas. En 1994 se dio un gran impulso con el fin de completar el proceso en 44 de las bibliotecas. Se ha iniciado la automatización en 10 BPEs más y en otras varias se ha empezado un proceso de actualización y ampliación de equipos o de migración desde el antiguo software Dobis.

Está previsto que varias bibliotecas realicen su automatización o cambio esta año 1995: Badajoz, Cáceres, Jaén y Sevilla. Otras están pendientes de la construcción o cambio de edificio para acometer la automatización: Barcelona, Huelva, Málaga, Mérida y Santiago de Compostela.

El número total de registros informáticos de las BPEs integradas en Proinred supera los 400.000 y se extiende a todo tipo de materiales, monografías impresas, registros sonoros, vídeos, publicaciones periódicas, etc.

Interconexión de la red

La interconexión de las bibliotecas se ha realizado en modo off-line [long dash]tras descartar la conexión on-line por los altos costes[short dash] a través de tres líneas de actuación:

  1. Instalación en todos los sistemas de una rutina de conversión que facilita la migración de registros entre ellos.
  2. Proyecto piloto de recursos compartidos que incide sobre la selección de fondos bibliográficos y su informatización. Este proyecto se llevó a cabo entre bibliotecas informatizadas con sistema Dobis-Libis (Palencia, Valladolid, Logroño, León, Oviedo, Guadalajara) y una biblioteca con sistema Absys (Zamora). Su objetivo fue facilitar la puesta en marcha del Proyecto y contar lo antes posible con un gran volumen de fondos que no se habían podido catalogar.
  3. Creación de una base de datos común con registros bibliográficos: Rebeca. Su núcleo inicial está compuesto por registros procedentes de varias BPEs y de Bibliografía Española, que es actualizada periódicamente por las BPEs con mayor número de fondos en registro magnético: Burgos, Valencia, Segovia, Zamora, Zaragoza y Vitoria. La base de datos se carga en el "pool bibliográfico" de todos los sistemas y desde aquí cada biblioteca captura los registros que necesita, siendo el porcentaje de éxito del 80%.

Resulta un instrumento muy eficaz tanto para la reconversión retrospectiva de los catálogos manuales de las bibliotecas, como para una catalogación cooperativa actual que evita la duplicación de esfuerzos por cada una de las BPEs.

La base de datos Rebeca, además de servir de enlace entre las BPEs, es un instrumento de cooperación con otros organismos públicos tanto autónomos como de las administraciones municipales y de las Comunidades Autónomas, a través de los Convenios (más de 20 desde 1991) que se vienen firmando con dichos organismos para la cesión y utilización de esta base de datos.

Situación actual

Se está trabajando en la conexión on-line de la red para potenciar el trabajo cooperativo de todos sus elementos y facilitar la conexión con otras redes nacionales e internacionales. El hecho decisivo que ha impulsado este proyecto ha sido la adquisición, por parte del Centro de Proceso de Datos (CPD) del Mº de Cultura, del mismo software de gestión documental (BRS y Absys) que poseen las BPEs.

Esta compra ha facilitado la carga de la base de datos Rebeca, mejorada y depurada, en el ordenador central del Mº de Cultura.

Se ha iniciado una experiencia piloto o primera fase en la cual cinco de las BPEs (Burgos, Segovia, Vitoria, Zamora y Zaragoza) van a poder conectar en línea (online) al CPD del Mº de Cultura y acceder a las diferentes bases de datos instaladas en el mismo (Rebeca, bases PIC [long dash]Puntos de información cultural[short dash], etc.). Su finalidad no sólo es la consulta, sino también la captura de registros para la creación y mantenimiento de las bases propias de cada biblioteca en particular.

Para ello se ha dotado a dichas bibliotecas de tarjetas modem y software con los protocolos tcp/ip y X.25 (ya que, por el momento, la conexión va a aprovechar la línea X.25 sobre la que ha funcionado y funciona el sistema PIC), que les permiten la transferencia de ficheros.

La SDG de Coordinación Bibliotecaria ha contactado con la SDG del Libro y la Lectura, que gestiona la base de datos de Isbn, para que puedan capturarse estos registros y así disponer de ellos con una mayor rapidez. En este sentido, se está procediendo a una depuración de la base de datos Isbn y a su conversión a formato BRS; una rutina instalada en el CPD permitirá su transformación a Ibermarc para que sus registros pueden ser captados por los sistemas de las BPEs.

Así mismo se han iniciado gestiones con la Biblioteca Nacional para que permita a las BPEs acceder y capturar registros de la base de datos Ariadna, para depurar y dar más calidad a sus propias bases de datos. Además se va a aprovechar la conexión ya existente de la Biblioteca Nacional a RedIris para que determinadas BPEs puedan acceder a bases de datos y opacs de Internet.

Por otra parte se está estudiando la conversión de Rebeca en un catálogo colectivo de las BPEs, por medio de la adición de los datos de localización de las obras, para facilitar el préstamo bibliotecario y una mejor información. Se prevé también su posible distribución por cd-rom y por videotex, para que la información sobre los fondos de las BPEs pueda llegar a toda la extensión del territorio y facilitar su consulta a todos los posibles usuarios a través de sus propios medios personales (PC, teléfono)

Rosa Catalán Palomino. Centro de Coordinación Bibliotecaria. DG del Libro y Bibliotecas. Mº de Cultura.

Plaza del Rey, 1, 3ª planta. 28004 Madrid.

Tel.: +34-1-521 38 33; fax: 531 92 12

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1995/marzo/red_informatizada_de_bibliotecas_pblicas_del_estado.html